Galliano gana el primer pulso a Dior

Después de ser despedido por la firma Christian Dior, el diseñador llevó a la compañía ante el Tribunal de Relaciones Laborales de París. Además de la nulidad de su despido, el antiguo director artístico de Dior pide daños y perjuicios por un “despedido sin motivo serio ni real”, según ha precisado su abogado, Me Chantal Giraud-van Gaver, negándose, sin embargo, a precisar la cantidad exigida.

Separado de la maison Dior en 2011 por haber proferido insultos de carácter antisemita, John Galliano fue condenado ese mismo año por la justicia francesa a una multa de 6.000 euros después de haber sido reconocido culpable por comportamiento antisemita.

Entonces, Galliano, de 52 años, justificó su actitud alegando una adicción a las drogas y al alcohol. John Galliano estaba bajo los efectos de una “triple adicción” en el momento de los hechos, según declaró a Reuters Me Chantal Giraud-van Gaver, subrayando que en Francia está prohibido despedir a un trabajador por motivos de salud.

Las empresas Dior y John Galliano "no podían echarlo por este motivo”, ha añadido.
El pasado lunes, el abogado de Dior puso de relieve la incompetencia de los miembros de la Magistratura del Trabajo, considerando que John Galliano no era un trabajador de Dior, ha indicado Giraud-van Gaver, juzgando el argumento de “aberrante”. Tuvo lugar una audiencia para valorar la competencia de la Magistratura ante el proceso. Ésta ha sido declarada competente para llevar a cabo el asunto, añadió.

A partir de ahora, Dior cuenta con 15 días para protestar contra la resolución. Al tratarse de procedimientos largos, según el abogado de John Galliano tendrán que esperar hasta octubre o noviembre de este año para conocer el resultado.

Jean-Paul Leroy (con Reuters)

Copyright © 2014 FashionMag.com Todos los derechos reservados.