Niñas con Síndrome de Down debutan como modelos en evento benéfico

Nueva York, 24 mar (EFE).- Niñas con el Síndrome de Down demostraron que tener una discapacidad no es impedimento para desempeñar una profesión tan glamurosa como la de modelo y subieron a la pasarela en un evento benéfico en la ciudad de Nueva York.




Acompañadas por dos maniquíes profesionales, las jóvenes demostraron anoche sus habilidades como modelos al mostrar al público y la prensa las piezas que lucían, de pantalón marrón o azul, boina y abrigo que hacía juego y camisa blanca, propios para esta temporada, en que aún hay temperaturas bajas en la ciudad.
Este primer desfile, que se organizó bajo el nombre de "Downewithfashion" en Manhattan y que se busca realizar cada año, fue "un sueño" para muchas de estas jóvenes, que habían manifestado su deseo de ser modelos, diseñadoras de moda o artistas, según explicó a Efe la cantante mexicana Jimena, anfitriona del evento de recaudación de fondos para la Asociación Síndrome de Down de Nueva York.

Jimena, radicada en la Gran Manzana tras su matrimonio con el fabricante de muebles Christian Carlsen, explicó que la idea surgió hace cuatro meses, cuando ella y su esposo conversaban sobre qué hacer para ayudar a la Asociación, la que acogió la idea del desfile.

El Síndrome de Down es un trastorno genético que tiene su origen en una copia extra del cromosoma 21. Los niños con este síndrome no son intelectualmente discapacitados, pero los problemas de memorización característicos del síndrome afectan el aprendizaje e impiden el desarrollo normal.

Bailando al ritmo de la música que se escuchaba en la tienda de muebles de Carlsen donde se realizó el evento y saludando al público y a las cámaras, las jóvenes, que pasaron por las manos de un estilista previo al desfile, como ocurre con las modelos, se desempeñaron como profesionales.




El primer turno fue para la simpática y muy dispuesta Katherine, de 11 años, quien sonriente caminó con firmeza hacia los fotógrafos, posó para éstos y luego se alejó saludando a todos a su alrededor.

La niña, acompañada por su orgullosa madre, aseguró a Efe que no estuvo nerviosa en su debut en la pasarela y que quiere ser modelo.

"Ella es muy graciosa y el mejor ser humano que he conocido", comentó a Efe su progenitora.

Sus compañeras también arrancaron vítores y aplausos del público y familiares cuando, con gran iniciativa, también bailaron mientras posaban y hubo algunas que con gran soltura prefirieron separarse de los modelos que les acompañaban para moverse libremente.

Entre las modelos estuvo la dominicana Topacio Peña, quien lucía feliz y emocionada tras su participación en el peculiar desfile de moda. Recordó que su hermano, también con Síndrome de Down, murió hace dos años y que con este evento, se sintió "muy cerca de él".

"Para mí este evento fue muy especial, estoy muy identificada con la causa. Soy parte de la Asociación de Síndrome de Down y siempre que me necesitan, coopero con ellos", indicó.

Topacio, natural de la provincia de Higuey y que reside en Nueva York desde hace cuatro años, aseguró que las niñas "estaban muy nerviosas" previo al evento, "pero al final todas lo hicieron bien y disfrutaron mucho".

Jimena, que no perdió detalle del desfile y que dentro de cuatro semanas se convertirá en madre por primera vez de una niña, a la que llamará Ana, comentó además a Efe que "fue un día maravilloso" para las jóvenes que debutaron en la pasarela.

"Lo más que me ha gustado, además de la felicidad de las niñas, es cómo la gente ha volcado el corazón para ayudarnos", comentó la cantante, que lucía un vestido blanco y negro y sandalias de tacón muy alto, pese a su avanzado estado de gestación.

Ruth E. Hernández Beltrán

© EFE 2014. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.